En la batalla por la supervivencia la naturaleza ha construido auténticas maravillas de la tecnología y la ingeniería que empequeñecen la mayoría de nuestras adaptaciones. En la naturaleza, el éxito exige vigilancia y el equipo adecuado. Algunos dominan la noche con una vista extraordinaria.

Uno de los acontecimientos más espectaculares de los 13.800 años transcurridos desde el Big Bang es que la materia tonta e inerte se ha vuelto inteligente.

En el año 1896 se produjo un cambio radical en la estructura de conocimiento de la física. Antoine Henri Becquerel observó hacia finales de febrero de aquel año que las sales de uranio emitían una radiación que era capaz de velar las placas fotográficas y de atravesar incluso hojas metálicas.

Las partículas de la radiactividad natural parecen ser un reto lanzado a la humanidad por la naturaleza.

2

Todo comenzó con una idea sencilla pero revolucionaria. Se trataba de aplicar las leyes de la evolución natural para el diseño de moléculas de nuevo cuño, con propiedades mejoradas, con la aspiración de ponerlas al servicio y protección de nuestro desgastado planeta.

Durante la mayor parte de la historia de la Tierra hubo vida, pero no animales. Lo que tuvimos, a lo largo de extensos periodos de tiempo, era un modo de organismos unicelulares en el mar. En la actualidad, gran parte de la vida sigue de la misma forma.

Los animales son pluricelulares.

1

El carácter inherentemente negativo de la pseudociencia lo es por definición, ya que esta es un fraude intelectual consistente en productos, prácticas o ideas, ajenas a la racionalidad científica, que, en un acto de enriquecimiento retórico de sus dudosas bondades, intentan aparentar como ciencia an

El modelo heliocéntrico de Copérnico sacó a la Tierra del centro del “sistema solar”. Posteriormente, esto impulsó la interpretación de que la Tierra no es más que un planeta común y que, como consecuencia, los mundos similares a ella deberían abundar en el universo.

2

Cuando se inventó el láser, en 1960, se dijo que era una solución en busca de un problema. Sin embargo, hoy, los láseres lo inundan todo. Por ejemplo, algo que parecía ciencia ficción es ahora realidad en muchos laboratorios del mundo: las “pinzas ópticas”.

El Universo tiene unos 13.8 miles de millones de años, y nuestro Sistema Solar, incluida la Tierra, se formó hace unos 4.5 miles de millones de años. La evidencia indiscutida de vida sobre la Tierra tiene al menos 3.8 miles de millones de años.

3
Cargando